Museo Riojano de Arte contemporáneo

Arte de provincias 3/3: Artista joven de provincias

1 sep 2012

mierda03

Finalizamos el análisis sobre el panorama del arte de provincias con unas observaciones sobre los agentes activos: los propios creadores. Ya que no toda la responsabilidad recae en los gestores culturales provincianos.

Puede que se cuestione el peso del propio creador en el arte de provincias. No en vano, en la octava posición de la lista de las 20 personas menos importantes del mundo del arte, lo ocupa los artistas que solo residen en una ciudad, y peor aún si esa ciudad es la misma en la que han nacido. Un ejemplo más de la notoriedad que sigue teniendo el sistema tradicional de presiones que comentábamos en el primer articulo de la serie.

An artist may gives his best in a dead-end town in Scotland and no one heards about it. But another one farts in London and its sound echos all over the world.
(Un artista puede dar el do de pecho en una aldea de Escocia y no enterarse nadie. En cambio otro se tira un pedo en Londres y resuena en todo el mundo.)

Jhon Dove

Sin embargo los propios creadores no se pueden excluir de la ecuación para despejar la incógnita sobre las causas de las bajas presiones del arte provinciano. Ellos son los primeros implicados en su mejora, sin delegar responsabilidades o esperar ayudas de terceros.

El exilio

Una de las primeras alternativas que se le presentan al artista de provincias (y/o provinciano) es el exilio a un centro con más presión. Este es el destino que siempre ronda en provincias y fue perfectamente expuesto como una constante opción en el Esquema de como llegar a ser artísta en La Rioja

Esquema de como llegar a ser artista en La Rioja

Pulse en la imagen para ampliar

Tanto es así que la gran mayoría de los creadores que han conseguido tener más difusión más allá de la periferia son aquellos que han salido de ella. Esto podría llevar a pensar en una especie de darwinismo, por el que la acción de una selección natural favorece a aquel que muta, cambia y evoluciona. Aquel que sale del ámbito de la periferia hacia uno con más presión, intercambio y competencia.

 

Fig. 1. Ilusión óptica. Los dos peces son igual de gordos, independientemente del tamaño del charco.

En consecuencia, esta selección natural, penaliza al pez que permanece en el mismo charco, ya sea por miedo al riesgo o por mantener la ilusión de ser grande (Fig.1) , cuando en realidad es el charco el que es pequeño.

 

Sucumbir ante el entorno

Esta valoración del entorno provinciano como un habitat sin presión, riesgo ni competencia conlleva la segunda consecuencia: la aceptación del entorno.
La idea de que todo ese sistema de presiones, o más bien la falta de ellas, es como el clima, inevitable. Este principio de renuncia es tan intrínseco a la periferia que para conseguir cierto apaciguamiento vital ante la desilusión se toma como algo insalvable, de honroso esfuerzo pero inútil resultado.

Una peligrosa evolución natural de este fatalismo es, con la intención de aligerar la frustración que supone, llegar a confundir lo forzoso con algo necesario. Pasando a defender y justificar ese clima provinciano con el mismo ahínco con el que antes se intentaba poner en evidencia.

Fórmula de la Conformidad

Puede que esta sea una diferencia más entre el arte de provincias y el provinciano: la capacidad de asumir riesgos frente a la inercia de la comodidad y la obra del confort.

Fórmula sencilla

Esta formula, que es aplicable a cualquier ámbito de la vida, nos ayuda aquí a discernir el arte provinciano y la peligrosidad de permanecer el suficiente tiempo en una zona de confort, sin ningún tipo de presión.

Press it yourself

En resumidas cuentas, dentro de un sistema de bajas presiones no se puede esperar que el entorno incite al creador a evolucionar si se ha conseguido una posición cómoda. La inercia de estos sistemas de confort induce, si acaso, a esperar un golpe de suerte, o que un agente exterior resuelva el estado de frustración que ese contexto puede generar.

Así pues solo queda la voluntad propia como único motor para cambiar el estado de la situación. La acción independiente o en grupo para llevar a cabo el desarrollo de tu actividad y poner en valor las hipótesis sobre el valor de la periferia… más allá de lo provinciano.

Si permaneces en un sistema de bajas presiones y deseas cambiarlo… comienza a ejercer presión tu mismo.

Volver Arriba

Te puede interesar...

Volver Arriba

¿Tú qué opinas?

Recuerda que todos los campos son obligatorios *