Museo Riojano de Arte contemporáneo

Arte de Provincias 2/3: En manos de quien estamos.

1 sep 2012

mierda02

Tras el análisis del artículo anterior sobre el “Arte de provincias” en esta continuación nos centraremos en los encargados de esos recursos administrativos del panorama del arte contemporáneo de esta región: “gestores culturales” dependientes de la administración pública. Para acotar más la investigación, la reduciremos al entorno de las artes visuales y la promoción de jóvenes creadores .

Industria cultural vs. Juegos Florales

Después de un somero examen se llegó a una primera hipótesis sobre la característica diferencial del gestor cultural de un sistema de provincias , el cual constituye un factor más para convertirlo en sistema “provinciano”.

Los analistas pudieron ejemplificar dicha hipótesis en un sencillo gráfico:

Arte de procincias. En manos de quien estamos

Fig 1. Análisis comparativo entre la visión de un gestor cultural regional y una escopeta de corcho.

Desentrañando más esta tesis se encuentra el principal factor que condiciona la administración del arte por parte de un gestor institucional “provinciano” :
la idea de que cualquier desembolso de recursos en arte es un gasto, y no una inversión.
Un adorno rutinario dentro de la gestión de material fungible asignado a cada comunidad, muy similar a los post-it de colores en una oficina.

La Rioja sigue siendo una de las pocas comunidades sin un estudiado programa de Becas (institucional o privado) para la producción artística. Además perpetúa desde las instituciones la falta de consideración del artista como un profesional, formado para esa tarea.

No tienen ni siquiera el alcance suficiente para contar con los artistas y su obra como parte de la imagen de marketing de la región hacia el exterior.

Arte de provincias.

Fig 2. Imagen mental que reproduce el funcionariado de la Consejería de Cultura y Juventud al pensar en la divulgación y promoción del arte contemporáneo.

En un momento en el que cualquier sector se esta valorando la investigación e innovación para un mejor desarollo, también en la industria cultural, el gestor provinciano sigue entendiendo un evento artístico como una pompa de jabón, mera decoración, sin mayor proyección que la de construir un divertimento público.

La marca folclórica

Una de las causas de esa percepción , y determinantes del hábitat cultural de provincias como La Rioja, es la “Marca folclórica”.

La Marca Folclórica es el símbolo donde se autodefine una comunidad hacía el exterior. Dicho signo será más fuerte y folclórico cuanto más tangible sea (para que se pueda ver, oir, tocar, comer y/o fotografiar)… y menos diversificado (para que no se debilite la fuerza de la marca). Con estas características, la marca será referencia de la imagen de la comunidad más facilmente en el espectador.

Cada comunidad tiene la suya, la nuestra es sin duda el VINO.

ARTE DE PROVICIAS. MARCA FOLCLORICA

Fig 3. A-Vino B-Patatas a la riojana C-Calle Laurel D-Huellas de Dinosaurios F-Camino de Santiago G-Cuna del castellano.

Se han determinado una relación proporcional entre la fuerza de la Marca Folclórica y el provincianismo del arte. Es decir, aumenta cuando más tangíble sea esa marca. Ya que, por el contrario, cuanto más variados sean los símbolos por los que es reconocida una comunidad la marca en si misma se debilita, pero la variedad cultural es más sofisticada.

Un segundo factor de esta relación resulta cuando dicha Marca se convierte en uno de los ejes principales de la gestión pública y privada, tanto en lo económico, social y , sobretodo en lo que nos ocupa aquí, lo cultural.

ARTE DE PROCINCIAS. MARCA FOLCLORICA

Fig. 4

A este respecto se puede realizar un sencillo experimento comparativo sustituyendo la Marca de la comunidad riojana con una marca folclórica más débil como puede ser la Butifarra (1) en la cultura catalana.
Si otorgáramos la misma potencia folclorico-cultural a la butifarra como la que tiene el vino en la Rioja, sería fácil encontrar eventos como estos en el programa cultural de Barcelona:

  • La butifarra y los 5 sentidos (2)
  • Museo de la cultura de la butifarra (3)
  • “Catalana, joven y fresca” Festival de la Butifarra Joven (4)
  • “¡La butifarra no engorda! ¡Es Cultura!” (5)
  • En el Día del libro : “Un libro y una butifarra, el placer de la cultura” (6)

Estos eventos, que así leídos podrían parecer anecdóticos, son cotidianos en la cruzada riojana de identificar la vida cultural de esta comunidad a un producto: el Vino. De la misma manera las fabricas catalanas de embutidos podrían convertirse lentamente en los más afamados centros generadores de cultura en Cataluña al ofrecer visitas guiadas por sus galerías de arte e instalaciones enclavadas en edificios diseñados por arquitectos de vanguardia (lo que ya vemos aquí desde hace tiempo en bodegas de La Rioja).

De esta forma la Marca folclórica ya se ha convertido en un sello de autoridad para dar legitimidad de alta cultura a cualquier actividad. Los principales eventos culturales (música, literatura, cine, artes escénicas y visuales, etc) siempre tienen una referencia al vino. Tan solo hace falta usar la palabra mágica que el vocabulario enológico ha aportado al lenguaje popular riojano:

Maridar / maridaje – Sinónimo culto de “combinar” que aquí se usa en su acepción más zen ya que el vino puede “maridar” con todo, y el simple uso de ese sinónimo ya hace referencia al vino.

arte de provincias. marca folclorica

Fig.5

La realidad de que esta Marca folclórica ha fagocitado la posible variedad cultural de la comunidad de la Rioja, la cual viene certificada por su eslogan turístico oficial. A saber:

arte de provincias. Marca foclorica

Fig 6. Ahora es el producto el que da el nombre al territorio.

Así pues se dá la ironía de que la imagen de fuerza que intentá representar la Marca Folclórica, es en realidad un sintoma evidente de dependencia y debilidad. (ver Fig.1)

Suficiencia, riesgo y presión

Una de las razones por la que los administradores institucionales ven tan necesaria la Marca Folclórica es el miedo a la invisibilidad. Esto provoca que la mera presencia ya sea suficiente. En una comunidad como La Rioja, uniprovincial y periférica, el índice de suficiencia es bajo. Lo cual se ejemplifica con una respuesta común ante cualquier crítica:

- ¿De qué te quejas? ¡En otros sitios están peor!

Este nivel de suficiencia (tanto en los gestores como en los propios creadores, como veremos en el próximo artículo) es uno de los factores más importantes en la diferenciación entre arte de provincias y el “provinciano”.

En el MURAC lo llevamos constatando desde que tenemos conciencia artística. Como en cada exposición, actividad, concurso o festival organizado por estos agentes públicos lo importante es que se cumpla el programa y el presupuesto.
La calidad no se considera un objetivo sino un lujo que si aparece es bienvenido pero ni está ni se le espera. Aunque la calidad se pueda conseguir con el mismo presupuesto.

Este actual método de admnistración del arte, solo sirve como método estéril de divulgación de la vida artística, o para divulgar lo que los creadores han desarrollado de forma independiente a las ayudas de estos estamentos.
No sirve como elemento activo y generador de actividad artistica en la región.

Arte de provincias

Fig. 7 Esquema de la diferencia entre un ventilador y una turbina

De nuevo, como comentábamos en el primer artículo al respecto del arte de provincias, al ejercer el mínimo riesgo y la suficiencia (baja presión), la mécanica para la gestión del arte contemporáneo en La Rioja solo se queda en un anodino ventilador, en lugar de un motor efectivo (Fig. 7).

Circuito oficial

En un entorno de provincias como La Rioja, la única posibilidad que tiene un artista joven de exponer su obra más allá del escaso sector privado y hosteleria variada (bares y cafeterias) son los espacios que ofrecen estos estamentos públicos o concertados: desde la Muestra de Arte Joven (Consejería de Juventud), el IRJ (Instituto Riojano de Juventud), Fundación Caja Rioja o Cultural Rioja. Como ya se ejemplificó en el didáctico esquema de “Como llegar a ser artista en La Rioja”

Fig. 8. No están todos los que son, pero son todos los que están.

A diferencia de un galería privada comercial, que depende directamente de sus ventas, se podría pensar que dependiendo de dinero público podrían estar libres de condicionantes a la hora de elegir la temática y obra de estas exposiciones, y podrían aventurarse en proponer nuevos formatos, una gestión curatorial profesional o un apoyo tutorial a los jóvenes artistas (en el momento en el que es más útil y necesario).

Sin embargo esa no es su labor y sus objetivos son otros, como hemos dicho más arriba: que la actividad se desarrolle con la aceptación suficiente como para que se admita repetir el curso fiscal siguiente y se ajuste al presupuesto previsto.

Arte de provincias

Fig. 8. Si eres artista joven de provincias no dejes de darles las gracias.

Puede que el artista tenga que proporcionarse su propio proyector, monitores o peanas para la exposición…

… puede que en una exposición de primer nivel el artista invitado sea el único que no cobre por su trabajo…

… puede que sea seleccionado en un concurso de arcaicas bases y jurados para tener como premio el ser registrado en un catalogo de pésima calidad …

… pero tienen que estar agradecido de poder exponer aquí sus obras.

A este respecto es interesante señalar la labor de la asociación Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC) en elaborar un “Manual de Buenas Prácticas profesionales en las Artes visuales” para la defensa laboral y profesional de los artistas visuales en su trato con el sector público o privado.

Circuito alternativo

Es probable que la no existencia de alternativas para la exposición de su obra (aparte de probar suerte en el exilio), sea una de las causas de esa baja suficiencia en el circuito oficial sobre los artistas jóvenes que lo abastecen y por ende, aumente ese sistema de bajas presiones.

Sería una sorpresa que los creadores se negaran a participar en estas exposiciones hasta exigir la profesionalidad y consideración suficiente a su trabajo. Y de modo reflejo, que estas instituciones se vieran impotentes ante la posibilidad de que las salas quedasen vacías y patente la calidad de su gestión.

Pero la impunidad de la gestión del arte no solo es consecuencia de la falta de un circuito alternativo no-institucional que sirva de complemento, competencia o espejo.
Es importante que este panorama provinciano quede expuesto, visible a la opinión y haga surgir la crítica y el debate para ejercer persión. Para lo cual los más interesados, los creadores, tienen una responsabilidad directa.

Esta responsabilidad de los creadores en el arte de provincias y provinciano será el objeto de análisis del tercer y último artículo de esta serie.

 

Notas:

  1. La butifarra (del catalán botifarra) es un embutido fresco compuesto de carne picada de cerdo condimentada con sal, pimienta, y a veces otras especias. Es originario de Cataluña, pudiéndose encontrar diferentes variedades en las Baleares, en la Comunidad Valenciana, en Murcia y en la localidad de Chiclana de la Frontera .
  2. “El Vino y los 5 Sentidos”: Evento anual de actividades culturales relacionadas con el vino.
  3. Museo de la cultura del Vino, Bodega Vivanco, en Briones (el mayor de España dedicado al tema).. y en proyecto de crear otro en la capital, Logroño.
  4. “Riojano, joven y fresco”: durante un día se corta una de las calles principales de Logroño para que diferentes bodegas ofrezcan a probar su vino joven a los viandantes a precio simbólico. Es la quinta esencia de un botellón, organizado por las autoridades competentes, en el que te puedes emborachar por un módico precio, en la calle, con una multitud a tu alrededor y de forma legal.
  5. En relación a la frase acuñada por el Gobierno de la Rioja en el empeño kafkiano de impedir que el vino sea considerado bebida alcohólica.
  6. “Un libro y un Rioja, el placer de la cultura” campaña anual de la asociación de libreros de La Rioja para el día del Libro para regalar una pequeña botella de vino con la compra de un libro.
  7. Lo escrito no es nada nuevo. Es solo un ejercicio de escribir en letras de molde cierta pulsión popular para poder señalarla mejor

Volver Arriba

Te puede interesar...

Volver Arriba

¿Tú qué opinas?

Recuerda que todos los campos son obligatorios *